La vida de un sitio web

Cuando lanzamos un sitio Web, los desarrolladores siempre intentamos que este se encuentre realizado con las herramientas más actualizadas y modernas del mercado en ese momento, con las tecnologías más modernas posibles, pero lógicamente con el tiempo todo evoluciona, y más aún cuando hablamos de tecnologías en el mundo del desarrollo Web y de las tecnologías de la información. 

Por ese motivo, con el tiempo nuestra Web puede quedarse obsoleta y desactualizada. Y debemos de estar siempre atentos a las nuevas versiones que salgan al mercado de nuestros gestores de contenidos, temas y plugings que componen la estructura principal de una página web actual. 

La tendencia actual en el desarrollo web con los gestores de contenidos, hace qué si realizamos un buen mantenimiento del Motor de nuestra web y la mantenemos alojada en un servicio de hosting de calidad, que también este en constante actualización, y con la configuración y medidas de seguridad adecuada, podremos darle vida a nuestra web durante varios años con unas medidas de mantenimiento sencillas…. Salvo que algún gran cambio tecnológico no esperado nos sorprenda por el camino, cosa a la que también debemos de estar siempre atentos. 

Lo que deberemos de hacer con el paso del tiempo es un “lavado de cara” de nuestra web, un cambio de tema (template o plantilla) y de contenidos, cada aproximadamente 2/3 años, nos dará una imagen de frescura y de modernidad en nuestro sitio web, que a la vez transmitiremos a nuestros visitantes y a nuestros potenciales clientes a través de la misma. 

Además siempre debemos de estar muy muy atentos a los contenidos que mostramos en nuestra web y que estos estén siempre actualizados, es de vital importancia para la calidad de nuestra web y la vida de la misma, que cuidemos mucho este aspecto e intentemos que siempre reflejemos unos contenidos y una información lo más actualizada posible en nuestra web en referencia a lo acontece en nuestra empresa. 

Un sitio web desactualizado y abandonado en la red, además de transmitir una mala imagen a nuestros visitantes, puede ser un agujero de seguridad para los malos, que pueden encontrar el caldo de cultivo para hacer alguna trastada en nuestros contenidos y en nuestra web y que tengamos algún susto inesperado. 

Si tu web ya está obsoleta, llevas tiempo sin generar nuevos contenidos y no revisas los que tienes colgados en la misma, es el momento de recapacitar y revisar si “La vida de tu actual web” ya está llegando a su fin y es el momento de modificarla o remodelarla para que vuelva a desprender modernidad y transmitir confianza a tus visitantes. 

Acerca de Sociment

Tu Departamento de Marketing.

Artículos relacionados