Algunos tipos de Marketing Digital

Tomás Martínez

Desde hace unos años, todo el mundo habla de los diferentes tipos de Marketing Digital (Social Media, embudos de conversión, SEO…) como si le fuese la vida en ello. Crece el número de Community Managers y las empresas no paran de pedir profesionales que reúnan una serie de características extrañas. 

El marketing digital llegó hace unos cuantos años a nuestras vidas y lo hizo para quedarse. Hoy en día es muy común que las empresas lo usen como pilar fundamental de su estrategia de venta gracias, entre otras cosas, al auge de las nuevas tecnologías (smartphones, tablets y portátiles).  

Las empresas han tenido que adaptar su plan de marketing al mundo digital, ya que es ahí donde está su público objetivo. En las redes sociales se concentra un gran porcentaje de posibles clientes a los que las compañías quieren llegar antes y mejor que la competencia. Y es que, gracias al elevado número de impactos publicitarios que recibimos diariamente, nuestro cerebro se encuentra saturado y sólo percibe lo que nos llama la atención de verdad. Esta percepción se consigue con una combinación eficaz de varios factores: imagen, sonido, texto y localización. O lo que es lo mismo, una buena combinación de los tipos de Marketing Digital a través de la creatividad, innovación y SEO. 

Pero, ¿sabemos qué tipos de marketing digital es el que más le conviene a nuestra empresa?  

Marketing de contenidos 

Consiste en llegar a nuestros seguidores a través de la información de interés que publiquemos en nuestros canales de comunicación. El objetivo es convertir a nuestro público objetivo en clientes actuales. Para lograrlo, debemos satisfacer las necesidades de nuestro target, aportar valor y generar confianza de marca. 

No hay plan de contenidos sin Social Media, o marketing en las redes sociales. Estas plataformas se han convertido en un pilar fundamental en la estrategia de marketing digital de nuestra empresa. Sirven para humanizar el concepto de marca, hacer una escucha activa, generar tráfico hacia nuestra web y realizar una atención al cliente cuidada y personalizada. Debemos aprovechar el crecimiento del uso de la tablet, smartphone o portátil como segunda pantalla y adaptarnos a nuestro target. Es vital que creemos un calendario editorial de contenidos para cada uno de nuestros perfiles en redes sociales y que lo hagamos sin caer en la repetición o el aburrimiento. 

Un ejemplo de estrategia de contenidos consistente sería:  

  • Posts para nuestro blog. 
  • Imágenes + texto, infografías o vídeos para nuestras redes sociales. 

Y, dependiendo del sector en el que nos movamos: tutoriales, ebooks, podcasts, webinars, etc.  

Es muy importante que sigamos un calendario editorial consensuado con las personas que formen parte de esta estrategia y, además, ¡tenemos que entretener a nuestros seguidores! 

Inbound marketing 

Se refiere a la idea de hacer que los usuarios encuentren a nuestra empresa. En esta estrategia se intenta ser sutil, no empujar nuestras acciones de marketing para no molestar al público objetivo. Es atraer para que se queden. 

Este proceso, aunque lento, nos ayuda a conocer a nuestro target, qué contenido busca y cómo lo quiere. El objetivo es convertirlo en prescriptor de la marca jugando con los diferentes tipos de marketing digital que existen.

Entonces, ¿marketing de contenidos e inbound marketing es lo mismo? No, no te líes. Mira, te lo explicamos con una frase aclaratoria. 

Es el inbound el que elige el contenido y es el contenido el que quiere que sea el inbound el alcalde. Es fácil, ¿no? 

La estrategia de marketing de contenidos se incluye dentro del inbound marketing porque es el último el que decide cuándo y cómo llega al usuario. 

Marketing relacional + afiliación 

En este tipo de marketing se busca crear relaciones duraderas con los clientes de nuestra empresa. Queremos conseguir que sean los primeros en ayudarnos a mejorar, manteniendo nuestros productos/servicios actualizados y optimizados. Debemos cuidarlos, generándoles confianza y solicitando el feedback necesario para crecer juntos. Esto significará más clientes, atraídos por los primeros, para nuestra comunidad. 

Pero, ¿cómo lo hacemos? 

  • Interacción por redes sociales. Dedícales un post en el blog, hazte una foto con ellos y dile a todo Facebook lo buenos que son. 
  • Facilitando la personalización de nuestro producto/servicio a diversos clientes. Sobre todo en cuanto a horas de entrega, localización, cambios, etc. 
  • Cuidar al máximo los detalles: packaging, felicitaciones de cumpleaños, visitas guiadas exclusivas, etc.  

En definitiva, ¡hay que mimar a nuestros clientes! 

Marketing conversacional 

Con esta estrategia no queremos “iniciar una conversación con un posible cliente”. Buscamos crear una experiencia de usuario única, diferente a la de nuestra competencia, que guste y que haga que los visitantes repitan.  

Consiste en un aprendizaje continuo de nuestro proceso de venta, con adaptaciones para mejorarlo y teniendo muy en cuenta las opiniones de nuestros clientes actuales. 

Todo esto beneficiará a nuestro negocio mejorando la imagen de marca o nuestra reputación. 

Marketing de permiso 

Ayuda a nuestra estrategia de segmentación a ser mucho más precisa y certera a la hora de enviar nuestras acciones de marketing. Sirve para ahorrar recursos y hacer llegar el producto deseado a un consumidor determinado. 

Ejemplo: cuando visitamos una web por primera vez, suele aparecer una ventana emergente que nos pregunta si podemos facilitar nuestro correo electrónico para recibir noticias. Lo que es apuntarse a una newsletter, vamos. 

Marketing de posicionamiento en buscadores (SEO/SEM) 

Todos queremos que nuestra empresa esté en los primeros puestos de búsqueda en Google, obviamente. El SEO (o Search Engine Optimization) es un conjunto de técnicas y acciones dentro de la web para mejorar el puesto en el ranking de búsqueda. Se usan palabras clave o keywords que tengan que ver con la manera en que queremos posicionarnos y se juega con los títulos, la negrita y lo interesante del tema en cuestión.  

Por eso es importante mantener en el tiempo una cuidada estrategia SEO o SEM (dependiendo de lo que busquemos) para aumentar nuestra visibilidad online. El primero es orgánico, es decir, acciones que no tienen un coste directo para nuestro negocio. El segundo consiste en posicionarnos en los buscadores mediante métodos de pago y enlaces patrocinados.  

 

Email marketing 

Para que este tipo de marketing sea útil y eficaz es necesario que contemos con una base de datos actualizada, amplia y que tenga predisposición a formar parte de las campañas de email marketing.  

Es verdad que no a todo el mundo le gusta el email marketing pero, si se hace de forma metódica y ordenada, el ratio de conversión es muy alto. Debemos tener en cuenta que estamos invadiendo el espacio personal de nuestros clientes, por tanto nuestra web tiene que estar optimizada para atraer al público adecuado a suscribirse.  

Entre los servicios gratuitos más conocidos tenemos ejemplos como MailChimp, Benchmark email, AcumbaMail o Mailrelay. 

 

Mobile marketing 

El smartphone ha supuesto un cambio en el paradigma de las relaciones sociales. A todas horas vemos a decenas de personas en las calles, terrazas, bibliotecas o playas sin levantar la vista de las 5’5 pulgadas, por usar un tamaño estándar, de la pantalla. Como empresa, debemos adaptarnos a la nueva realidad y enfocar nuestros esfuerzos en que las estrategias de marketing lleguen mejor al público objetivo gracias a la segmentación.  

Algunos ejemplos de tipos de marketing digital en su rama mobile que podemos usar en nuestra empresa son: 

  • Adaptación de diseño responsive. Con la variedad de dispositivos de hoy en día, necesitamos llegar a todos en el menor tiempo de carga posible. 
  • Las campañas de display deben ser la unión de creatividad e impacto, sin olvidar la brevedad para no saturar. 
  • Dar facilidades de pago si tenemos un ecommerce. Si la pasarela de pago dura pocos segundos, nos aseguramos una tasa de conversión y usabilidad más altas. 
  • Creación de apps para nuestra empresa… si es necesario, ¡que nos conocemos! No es útil crear una aplicación móvil porque sí. Debemos valorar la incidencia y las posibles repercusiones.  
  • Geolocalización como manera de vida. Necesitamos que la gente sepa dónde estamos. Aprender a usar el marketing de proximidad es primordial, a menos que seamos El Corte Inglés o Zara. 

Por tanto, en este nuevo terreno de juego, el marketing digital ayuda a crear las estrategias necesarias para que el público objetivo se decida por nuestro producto o servicio antes que por el de la competencia.

Artículos relacionados