Aprende a optimizar tu web con SEO

Hoy nos centraremos en cómo optimizar tu web con SEO gracias al SEO On page (el que se refiere a todas las acciones que podemos hacer en nuestra web para que sea encontrada fácilmente por los robots de los buscadores) y contaremos algunos trucos para mejorarlo.

Hace poco explicamos qué es el SEO y te contamos algunos de los factores importantes que hay que tener en cuenta a la hora de buscar un buen posicionamiento para tu marca. ¿Recuerdas que hablamos de los tipos de posicionamiento SEO que hay, del contenido, de etiquetas H1, H2, H3, etc. 

Pasos para optimizar tu web con SEO: 

  • Contenido 
  • Accesibilidad 
  • Indexabilidad 
  • Velocidad de carga 
  • Meta etiquetas 

Contenido 

Antes que nada, debes entender que una web puede tener dos tipos de contenido (o texto): el informativo, que sirve para hablar de tu marca, producto o servicio (SEO On page) y el que creas para actualizar la web periódicamente (el blog). Ambos son importantes y sirven para que nuestra web mejore el nivel global de posicionamiento.  

Los dos se tienen que alinear con el estudio de palabras clave para mostrar la mejor manera de explicar lo que haces. El primero será estático y el blog, dinámico (no es normal cambiar los textos que aparecen en una web cada semana, por ejemplo). Es necesario crear contenido original, atractivo y útil. Atento a lo último porque mucha gente se limita a escribir frases vacías sin ninguna chicha y eso es vender humo (¡y no mola!).  

El estudio de palabras clave debe contener el nombre de tus productos o servicios, sinónimos, etc. y es necesario enfrentarlo a la intención de búsqueda que reflejan esas palabras. Debes intentar comprender qué palabras busca tu público objetivo y cómo lo hacen para crear una estrategia completa. 

Accesibilidad 

Debes facilitar la entrada de los motores de búsqueda a tu página. Nuestra web se tiene que ver y tienes que revisar cómo se está visualizando, no vayas a tener una sorpresa desagradable. 

  • robots.txt: este archivo sirve para impedir que los buscadores accedan a una página concreta dentro de tu web que no quieres que aparezca. 
  • meta etiqueta robots: sirve para avisar a los buscadores si pueden indexar una página o no. También da permiso a que los enlaces que aparezcan en ese contenido sean indexados o no. 
  • sitemap: incluye la relación de las páginas del sitio, la información referente a cuándo se actualiza la web y cuándo fue la última vez que lo hizo, etc. 
  • estructura de la web: se refiere a cómo está construida la web y lo ideal es que contenga como máximo 3 niveles de profundidad, además del inicio. Google tiene un presupuesto de carga que gasta cada vez que rastrea tu web y debes ponérselo fácil. 

Indexabilidad 

Cuando los robots de Google visitan por primera vez una web, lo próximo que hacen es la indexación. Este proceso no es más que incluir dicha web en un índice ordenado según el contenido, la autoridad y la relevancia, para facilitar el trabajo a Google. 

Puedes comprobar cuántas páginas de tu web están indexadas poniendo esto en el buscador de Google: “site:www.tuweb.com 

Si el número que aparece es similar al de páginas de tu web, todo va sobre ruedas. Si el número que aparece es mayor, tienes contenido duplicado en tu web o que Google esté indexando páginas que no debería. Si el número de páginas es menor, Google no está indexando algunas páginas que debería. 

Velocidad de carga 

Lo ideal es que Google tarde poco en investigar tu página a fondo, por lo que debes facilitarle el proceso todo lo que puedas. 

Una velocidad de carga óptima reduce el porcentaje de rebote, puede hacer que se comparta más y, por supuesto, Google no la penalizará. 

Existen varias alternativas para medir el tiempo de carga de tu web y cualquiera te servirá para saber cómo optimizarla de la mejor manera posible. 

Meta etiquetas 

Sirven para llevar la información a los buscadores. Dicen de qué trata una página y facilitan a Google encontrarla. 

  • Title: es lo primero que ve Google en los resultados de búsqueda. Algunos trucos para optimizarla son tener un título único por página, que no exceda de 70 caracteres, debe guardar relación con el contenido de la página y ser descriptivo, que ayude a entender la información que muestras y, sobre todo, debe incluir la palabra clave que quieras posicionar. 
  • Meta description: es aconsejable optimizarla aunque no es el factor más importante. No debe exceder de 155 caracteres, tiene que incluir la palabra clave y ser útil y atractiva para el lector.  
  • H1, H2, H3, etc.: estas etiquetas ayudan a estructurar el contenido en base a un orden. Deben incluir palabras clave sin molestar a la lectura, siempre respetando una jerarquía. 
  • Alt en imágenes: ayuda a que Google rastree texto y foto y los entienda como iguales a la hora de posicionar. Debe describir la imagen, el texto y, además, incluir la palabra clave a posicionar. 

Conclusiones 

Con estas nociones sobre posicionamiento, podrás optimizar tu web y no agobiarte mucho en el intento. Algunos pasos serán más rápidos que otros pero todos son igual de necesarios para optimizar tu web con SEO. 

Y, como siempre, si tienes cualquier tipo de duda, ¡ponte en contacto con nosotros! 

Acerca de Sociment

Tu Departamento de Marketing.

Artículos relacionados