¿Qué Son el Black Hat SEO y el White Hat SEO?

Avatar

Hoy vamos a volver a hablar de uno de los grandes pilares del marketing digital: el SEO.

Refresquemos nuestra memoria sobre en qué consiste esta práctica: el SEO son un conjunto de técnicas, basadas en el conocimiento sobre cómo funcionan los buscadores de Internet, que se emplean para posicionar tu web entre los primeros resultados de búsqueda de dichos buscadores. De esta manera, tendrás más usuarios en tu sitio y, por tanto, harás más negocio.

Sin embargo, si hoy te has levantado particularmente perspicaz, te habrás dado cuenta de que en la definición de SEO que acabamos de ver no se menciona en ningún lado que las técnicas del SEO mejoren los resultados de búsqueda o aumenten el valor y la utilidad de dichos resultados para los usuarios; lo único que hemos dicho es que las técnicas del SEO tienen como objetivo posicionar más alto.

Esto no es casualidad. En teoría, el único objetivo del SEO es escalar posiciones entre los resultados de búsqueda: que dichos resultados top sean útiles para los usuarios o no es un objetivo extra y opcional.

Dependiendo de si tu SEO obedece este objetivo extra o no, llegarás a una de dos variantes de SEO: black hat SEO o white hat SEO.

¿Qué es el Black Hat SEO?

Técnicamente, el black hat SEO se define como las prácticas de SEO (es decir, aquellas destinadas a mejorar el posicionamiento) que vayan en contra de las directrices de contenido un buscador.

Si no obedeces esas directrices, tu página sufrirá penalizaciones. Ni más, ni menos.

Esto es la definición técnica. No obstante, considera que el principal interés de los buscadores es proporcionar resultados de búsqueda de calidad a sus usuarios y, por tanto, sus directrices se centrarán en crear resultados de calidad, por lo que se puede decir que

Directrices de un Buscador = Directrices de Calidad y de Relevancia para los Usuarios

Por ello, también podemos definir el black hat SEO como las prácticas de SEO que no aporten nada o afecten negativamente a la utilidad y la relevancia de los resultados de búsqueda para el usuario.

Es decir, si haces algo que mejora la posición de tu web en los resultados de búsqueda, pero a costa de “enterrar” en la parte inferior de los resultados otras páginas más relevantes para el usuario, entonces casi seguro que estás haciendo black hat.

Como ejemplo de todo esto, aquí están las directrices de calidad del buscador Google.

Penalizaciones por Practicar el Black Hat SEO

Cuando antes hablábamos de que nuestras webs pueden sufrir penalizaciones por practicar el black hat SEO, ¿a qué penalizaciones nos estábamos refiriendo concretamente?

Los castigos que puede acarrear el uso de estas prácticas son poco variados y bastante simples, pero a la vez fatales para nuestro marketing digital:

  • Que el posicionamiento en los resultados de búsqueda de nuestro sitio empeore.
  • Que nuestro sitio sea eliminado del índice del buscador, directamente dejando de aparecer en los resultados de búsqueda.

Por ejemplo, Google avisa en su informe sobre acciones (castigos) manuales que “[Las prácticas de black hat SEO] acaban causando que las páginas o los sitios afectados pierdan posiciones en los resultados de búsqueda o directamente dejen de aparecer en ellos sin mostrar ninguna indicación visual a los usuarios.”.

Obviamente, no hace falta explicar lo negativo que es que nuestra web sea mucho más difícil (o directamente imposible) de encontrar con un buscador.

Estas dañinas penalizaciones pueden ser aplicadas de 2 maneras distintas:

  • De forma manual: en el que un revisor de contenido humano analiza la página, encuentra contenido que viola las directrices del buscador, y aplica manualmente una sanción apropiada.
  • De forma automática: en el que es un algoritmo el que revisa automáticamente páginas webs para encontrar violaciones y, en caso de que encuentre una, aplica a la web afectada una sanción según su configuración.

Incluso con la sofisticación de los algoritmos actuales, hay algunas técnicas de black hat que pasan bajo sus radares y solo pueden ser detectadas por humanos.

¿Qué es el White Hat SEO?

En contraposición con el black hat SEO, tenemos el white hat SEO, que podríamos definir como las prácticas de SEO que no infringen las directrices de contenido un buscador.

De nuevo, como dichas directrices se alinean con los principios de calidad y relevancia para los usuarios, podríamos definir el white hat SEO como las prácticas de SEO que mejoran el posicionamiento de tu web pero preservando la colocación de los sitios más relevantes en la parte superior de los resultados de búsqueda.

Ejemplos de Prácticas Desaconsejables

Se podría escribir un libro sobre las prácticas de black hat SEO y su funcionamiento, pero este artículo de hoy se está alargando demasiado y seguro que tienes más cosas que hacer hoy; así que, por ahora, solo mencionaremos algunas de las más sencillas de entender, para que te hagas una idea:

  • Enlaces pagados: ofrecer enlaces desde tu web a otra (lo que mejora el posicionamiento de la otra) a cambio de dinero.
  • Intercambios de enlaces: lo mismo que los enlaces pagados, solo que te pagan con un enlace a tu web y no con dinero. O sea, un quid pro quo con enlaces.
  • Keyword stuffing: repetir una y otra vez en tu contenido, de forma excesiva y antinatural, las palabras claves para las que quieres posicionarlo.
  • Contenido generado automáticamente: contenido generado por un algoritmo, carente de sentido (y, por tanto, de utilidad) y con el único propósito de albergar palabras clave para posicionarse.

Para consultar las técnicas que cada buscador considera ilícitas, consulta sus directrices de calidad. Por ejemplo, las de Google (que ya dimos antes) están aquí.

Conclusión

Como ya has podido ver, hay dos formas diferentes de hacer SEO: una que respeta las normas de los buscadores y que a la larga te permitirá florecer, y otras que a no las respeta y que a la larga terminará con tu web penalizada.

Está bien apuntar al primer puesto de los resultados de búsqueda, pero evita caer en el canto de sirena del black hat SEO: es cierto que a corto plazo mejorará tu posición, pero a medio y largo plazo penalizará tu posicionamiento o incluso te eliminará de los resultados, y terminarás peor que si no hubieras hecho nada de SEO.

¡Esperamos que esta overview de las distintas formas de hacer SEO te haya resultado útil y puedas usarla para determinar mejor tu estrategia de posicionamiento en buscadores y de marketing digital! ¡Hasta la próxima!

Acerca de Sociment

Tu Departamento de Marketing.

Artículos relacionados