El mercado del email marketing está cada vez más saturado, por lo que cada vez es más complicado conseguir llegar a ser vistos por nuestros usuarios. Por ello, hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos muy útiles:

  • 1.- El asunto

Es lo primero que lee el usuario. Por tanto, se debe de poner especial atención en este aspecto.

El asunto debe ser claro y breve y centrarse en un sólo objetivo. Si quieres conseguir rentabilidad en tu campaña de email marketing debes escribir un asunto que deje claro el contenido del email. Nunca escribas algo que no tenga relación con el simple objetivo de que los usuarios hagan clic en él.

Consejo: incluye el sentido de la urgencia o números en el mensaje de correo electrónico. Aumentará la tasa de apertura.

  • 2.- Hora del envío

Es importante saber cuál es la mejor hora de envío para tus mensajes. Para ello, deberás saber a qué hora están tus usuarios activos y con la predisposición de escuchar lo que les tienes que decir.

Uno de los consejos para acciones de email marketing que debes tener en cuenta es que tienes que conocer a tu cliente. Debes saber cuándo abre tus emails y, según la tipología del mensaje, a qué hora tu tasa de apertura será mayor.

  • 3.- Personaliza el email

Puedes personalizar el asunto, utilizando el nombre de usuario o, incluso, el contenido puede ser adaptado a sus gustos o preferencias.

Ponte en el lugar del usuario. ¿Cómo es? ¿Qué tipo de información le gustaría recibir? En base a lo que sepas sobre ellos podrás crear envíos personalizados. De esta manera obtendrás mejores resultados.

  • 4.- Evitar el spam

Si queremos asegurarnos el ser vistos, es muy importante llegar a la bandeja de entrada adecuada. Será muy complicado que el usuario abra nuestros correos si estos se almacenan directamente en la bandeja de spam. Además, cabe la posibilidad de que el usuario decida bloquear nuestra IP (ya que considerará nuestro contenido como spam).

Para evitar que esto ocurra, uno de los puntos clave es mantener nuestra base de datos limpia. Se suelen utilizar para ello sistemas de scoring basados en la reputación de los usuarios (emails) de dicha lista. Por ejemplo, si tu lista de emails tiene muchos correos que no existen (inventados) o muchos usuarios que nunca abren tus correos, tu reputación no será buena.

A partir de aquí, entraríamos en lo que tendría que ser el contenido para evitar la bandeja de spam. Es muy importante enviar mensajes con texto (no solo imágenes), y que las imágenes no pesen demasiado. El cuerpo del correo debe tener ciertas características:

  • No puede ser excesivamente largo: cuanto menos scroll, mejor. Para ello, la información más importante debe colocarse al principio.
  • La llamada a la acción tiene que estar visible: debe visualizarse en los primeros segundos (clara, directa y breve)
  • No introduzcas mucho texto: menos es más. Una foto impactante, un título que resuma el objetivo de la newsletter y un subtítulo que de algo más de información son el contenido mínimo que debes incluir.