Creatividad, ¿qué, cómo y por qué?

Este artículo viene a contarnos lo que no debemos hacer y hacernos reflexionar sobre ello para así obtener una respuesta ante nuestro problema. 

Como se suele decir, la creatividad no es más que la inteligencia divirtiéndose, dar rienda suelta a la imaginación… pero, ¿cómo conseguimos eso? 

Seas Freelance o trabajes en una empresa, hacer que un proyecto sea creativo no es tarea fácil, por lo que el 70 % de esa creatividad es estrategia (Dan Watts Fallon).  

En definitiva, pasar de la inspiración a la transpiración, como también se suele decir. Para eso, en vez de deciros 5 consejos para ser más creativo, os vamos a aconsejar de lo que debes dejar de lado para mejorar tus resultados: 

  1. No te quedes con la primera idea
  2. No tengas prisa
  3. No seas perfeccionista 
  4. No copies (inspírate)
  5. No dejes pasar las ideas (apúntalas)

En busca de la creatividad: 

En anteriores artículos hablamos de técnicas y metodologías para conseguir mejores ideas, y así poder aplicarlas en nuestro proceso creativo, ya sea de forma individual como en equipo. La más conocida es el Brainstorming, que a pesar de que tiene múltiples aplicaciones, muchas veces necesitamos hacer las cosas de otra manera para conseguir resultados diferentes. Es ahí donde entra en juego para nuestra creatividad, la técnica Preguntas, que consiste en hacernos preguntas, como bien su nombre indica, para obtener y/o provocar respuestas nuevas. Hay tres que siempre debemos preguntarnos y que en el mundo de la creatividad, la publicidad, la comunicación y el marketing son las más utilizadas en los procesos creativos: ¿qué? ¿cómo? y ¿por qué?, y que nos proporcionan una estructura a seguir y nos ayudan a desglosar el problema a solucionar. Y para ello, compartimos con ustedes una serie de cuestiones que debemos plantearnos para obtener respuestas eficaces. 

 

Preguntas para ser creativo: 

¿Cuándo? ¿Qué clase de? ¿Con qué? 

¿Por qué? ¿Cuáles? ¿En qué? 

¿Qué? ¿Para cuál? ¿Acerca de qué? 

¿Por medio de qué? ¿Con quién? ¿De qué? 

¿Qué clase de? ¿De dónde? ¿Hacia dónde? 

¿Para qué? ¿Por qué causa? ¿Por cuánto tiempo? 

¿A quién? ¿De quién? ¿Más? 

¿Para quién? ¿Cómo? ¿Más a menudo? 

¿Quién? ¿En qué medida? ¿Menos? 

¿Todos? ¿Cuánto? 

¿No todos? ¿A qué distancia? ¿Para qué? 

¿Importante? ¿Dónde? ¿De dónde? 

¿Otra vez? ¿En qué otro lugar? ¿Más difícil? 

¿Cuántas veces? 

Con estas preguntas obtendrás una serie de respuestas que, bien planteadas, harán que tu creatividad conecte posibles ideas para la resolución del problema. Recuerda: no descartes ninguna opción, toda respuesta e idea es válida, la creatividad no distingue entre una buena o mala idea, sino simplemente si funciona o no y, algunas ideas que hoy aparentemente no conectan, mañana quizás sí sean la solución. 

 

Acerca de Sociment

Tu Departamento de Marketing.

Artículos relacionados