Etapas del proceso creativo en el Diseño

En mi opinión La creatividad es una facultad de generar ideas, impulsando propuestas novedosas que generen impacto. En el proceso creativo se interactúa con la imaginación, sin perder el enfoque, para que fluyan ideas (yo lo llamo lluvia de ideas). Implementar una investigación (briefing) para lograr una buena comunicación. Conocer las necesidades del cliente para determinar objetivos claros y medibles. 

Primer proceso: Briefing 

Un briefing es importante ya que es una ruta que recopila toda la información y se convertirá en la base de trabajo entre el cliente y el creativo. Debemos asegurarnos de haber conseguido aclarar, algunos aspectos: 

  • Qué sabemos de la marca. 
  • Qué proyectos diferentes o relevantes tienen. 
  • Cuál es la situación de partida. 
  • Que consideran que deben mejorar. 
  • Particularidades del sector. 
  • Histórico de esfuerzos anteriores en Marketing y resultados. 
  • Análisis del consumidor actual. 
  • Target a impactar.  
  • Objetivos alcanzar 

No existe una norma para obtener un buen briefing pero debemos asegurarnos que cumpla con estas premisas: 

  • Debe tener un orden lógico, de lo general a lo particular. 
  • No debe ser muy extenso (aunque variará según cada caso). 
  • Es aconsejable completarlo junto con el cliente asegurándose que la información sea comprensible para cualquier miembro del equipo que vaya a trabajar en el proyecto. 
  • Determinar objetivos claros, medibles y alcanzables. 
  • Timing. El tiempo en el que se lanza la acción es muy importante. 
  • Medición y seguimiento. 
  • Presupuesto. 

Segundo proceso: Incubación 

Es la etapa en la que se trabaja intensamente y hemos puesto la semilla preparando nuestra mente y concentrándonos con insistencia en la tarea, llega el momento de la incubación. Incubar es hacer apuntes precisos de todas las ideas que se puedan adquirir. Bocetar para generar concentración en el proceso, deja que la semilla se desarrolle, sin darte cuenta las semillas irán brotando y generando pequeños capullos. Puedes realizar muchas actividades alternativas: duerme, relájate, da paseos, céntrate en otros temas, haz deporte, etc. Combina varias de estas cosas como prefieras, como más vayan con tu estilo. Date tiempo para que los brotes aparezcan. Tenemos que dejar que nuestra mente procese la información, para que se establezca enlaces, conexiones, etc. 

Tercer proceso: Visualizar/ Pensar 

Luego, se hace un proceso de análisis mental, preselección de ideas, plantear a menudo puede ser todo un desafío no enfocar toda la atención hacia una idea ya previamente definida, visualizar las diferentes matices de una identidad. Para realizar este proceso creamos lo que podemos llamar “paneles de estado de ánimo” para que nos guíen en los procesos y encontrar la solución a través de la visualización e imaginación. 

Estos paneles nos servirán también para establecer un tono con el cliente. Son una forma divertida y rápida de visualizar los temas en una dirección muy general sobre por dónde podríamos enfrentarnos a su marca / identidad. Estos pueden ser formas colores, fotografías, marcas existentes, tipografías, etc. 

Cuarto proceso: Inspiración / Esperar  

Siempre he creído que la inspiración como “milagro”. Sin embargo, hay una chispa donde brotan las ideas de forma espontánea y natural. 

La Inspiración también significa impulsar pensamientos en la mente. La llamada inspiración artística tiene su origen en la cultura helénica. Allí nació la figura de la musa, una diosa que llevaba al hombre a crear. 

Siempre hay momentos de bloqueo y para ello debemos darnos ese tiempo para refrescar las ideas. A veces suele pasar algo imprescindible; respirar, salir, pasear, eso ayudará mucho para concretar una buena idea. 

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. Picasso 

Quinto proceso: Idear / Crear 

A veces se llama el momento «¡Ajá!», cuando las piezas del rompecabezas encajan. 

Es el momento donde la idea ya está o se tiene la visión imaginaria. En este proceso es donde se tiene que definir el concepto y evaluar el método de comunicación para el diseño. Cuando ya sabes de qué vas a escribir y sobre todo, cómo vas a enfocarlo.  

Sexto proceso: Elaboración / Producir 

Probablemente es el que lleva más tiempo y supone el trabajo más duro. A esto se refería Edison cuando decía que la creatividad consiste en un 1 % de inspiración y un 99 % de transpiración”.  Es decir, arduo trabajo y no sólo la genialidad de las ideas. Es manifestar la idea en gráfica, donde se busca impacto social. El diseño tomará forma, color, diagramación y jerarquía en los programas específicos para el diseñador, ya sea una gráfica ilustrativa, animación, video, etc. 

Séptimo: Verificación 

Como en todo diseño, siempre tenemos que darle una última chequeada o repaso al acto creativo para pulir los detalles en el proceso de gráfica creativa. ​ 

Normalmente, en la verificación, se participa del proceso creativo a otras personas en los proyectos que se han venido trabajando. Esta participación es esencial, porque incluso el mejor de los inventos se podría frustrar o perder, al no obtener la retroalimentación debida de un tercero que vea con ojos críticos la propuesta innovadora. 

En el proceso creativo el número de interacciones por las que se pasa, las vueltas que encierra, es algo que depende de la profundidad y amplitud de los temas que se tratan. A veces la incubación dura años; a veces, unas horas. A veces la idea creativa incluye una intuición profunda y un número incalculable de otras menores. 

Si seguimos cada proceso con cuidado, prestando atención a los detalles, en lo teórico y práctico dentro de los tiempos establecidos para el desarrollo, podemos estar seguros de que será una entrega de calidad.  

Espero que esta pequeña guía de procesos les sirva para los siguientes desafíos profesionales a los que se enfrenten. Seguiremos desarrollando estos temas en futuros artículos. 

Joselyn Corona R. 

Acerca de Sociment

Tu Departamento de Marketing.

Artículos relacionados