La receta para el mejor inbound marketing

Avatar

Para que un negocio de e-commerce tenga éxito necesita, en primer lugar, una importante visibilidad en la red para conseguir atraer tráfico, y después lograr la mejor tasa de conversión posible de esas visitas en clientes. El canal natural y más efectivo para promocionar una tienda en internet es el marketing online, existiendo para ello diversos canales, técnicas y estrategias, como el Inbound Marketing. ¿Lo conoces?

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing es una manera distinta de entender el marketing, mucho más amigable y nada intrusiva, donde lo que se pretende es que sea el propio usuario quien, buscando información para resolver una necesidad o un problema, establezca contacto con una empresa, normalmente a través de una web o un blog

El Inbound Marketing ofrece al usuario la información que este necesita, en el momento oportuno y tiene en cuenta si esta persona es un absoluto desconocido, si visita tu página con frecuencia, si es un lead o contacto, un cliente, o promotor comprometido con la marca, para adaptar esos contenidos. Así, el Inbound Marketing construye un camino de experiencias para enganchar al cliente a tu marca.

Empresas de sectores distintos consiguen un impacto muy positivo de las estrategias de Inbound Marketing en la generación de visitas a la web/blog y su posterior conversión en registros o leads. Esto se traduce, finalmente, en la captación de más clientes reales, es decir, un mayor número de ventas de productos o servicios.

¿Por qué aplicar una estrategia de Inbound Marketing para promocionar tu tienda online?

El inbound marketing puede ayudar a un negocio de e-commerce en dos cuestiones básicas:

1.- Lograr directamente más visitas y convertir ese tráfico en un mayor número de ventas.

2.- Fortalecer la imagen de marca, la visibilidad del ecommerce y su prestigio y fiabilidad, lo que también implica un mejora de la rentabilidad.

Gracias a los contenidos de calidad generados se ofrece una visión de prestigio, seriedad y fiabilidad tanto a los posibles clientes, como a socios y proveedores. A través de un proyecto de Inbound Marketing con una estrategia bien definida y una correcta implementación se pueden lograr mejorar notablemente los resultados y rentabilidad de una tienda online.

¿Cuáles son las fases de la metodología Inbound?

1.-  Atracción de tráfico

La página web de un e-commerce no tiene ningún sentido si no tiene suficientes visitas. Por ese motivo la primera fase de un proyecto de Inbound Marketing es la de atracción, cuyo objetivo es, precisamente, atraer usuarios hacia la página web o blog.

¿Cómo se consigue esto? Para que la fase de atracción tenga éxito, el Inbound Marketing utiliza una estrategia combinada de creación de contenidos y de máxima difusión de los mismos. Dichos contenidos deben estar especialmente dirigidos a un perfil de usuario concreto y muy bien definido.

El primer paso será hacerte visible: en este momento tu target no sabe quién eres, y por eso necesitas un refuerzo extra. El SEO y la correcta elección de palabras clave será tu mejor aliado.

Para conseguir más tráfico puedes debes probar las siguientes acciones: marketing de contenidos, acciones de social media, emailing etc.

2.-  Conversión de usuarios

Una vez consigas generar tráfico hacia tu página web, tu siguiente objetivo será conseguir que los visitantes que han accedido a la página web o el blog dejen sus datos, convirtiéndose en registros de la base de datos de tu e-commerce. De esta manera, es posible mantener la comunicación con estas personas, puesto que se dispone de su nombre, su email y otros datos personales.

Es esta fase el usuario está dispuesto a dar un primer paso: te da la oportunidad de presentarnos correctamente. Seguramente ya nos está buscando por tu nombre, y lo que quiere es información más concreta. Aunque pasar a esta segunda fase no implica olvidar totalmente las acciones de la anterior, ya que el SEO seguirá siendo importante.

¿Cómo convierte a tus visitantes en leads? Solicita su información personal (email, nombre…) a cambio de un material de su interés (ofrecer contenidos gratuitos descargables relacionados con los contenidos del blog, un boletín o newsletter, videos a los que solo se pueda acceder con una subscripción…) u ofertas comerciales a cambio de que los usuarios dejen sus datos en un formulario.

3.- Educación y cierre

El objetivo principal de la fase de educación y cierre es comunicarse con los usuarios de la base de datos del e-commerce (los captados en la fase anterior) para seguir ofreciéndoles información de su interés, acompañarles en su proceso de compra y lograr que pasen a ser nuevos clientes del e-commerce.

En esta fase se hace una comunicación más específica (campañas acotadas en el tiempo) para convertir a los leads en clientes. Se le envían emails con información de los productos y servicios, casos de éxito, se les invita a demos…, este proceso se conoce como lead nurturing. Y según las interacciones del usuario con cada mensaje, se le asigna un valor (lead scoring), que luego sirve para conocer si el contacto está listo para comprar o no.

4.- Fidelización

Una vez que consigues el paso de lead a  cliente, continúa con más comunicación, personalización y educación. La meta es conseguir clientes recurrentes, que aman la marca y la recomiendan en sus círculos de influencia.

Debes seguir dejándote ver, tanto a través de emails que ofrezcan contenido de interés (como nuevos usos, descuentos o artículos con información) como en la propia red. Hay que mantener la estrategia SEO, pero pensada en base a un usuario que ya te conoce, e intentar que te siga en redes sociales o en el blog para asegurar que, aunque sea ocasionalmente, te tenga presente.

Acerca de Sociment

Tu Departamento de Marketing.

Artículos relacionados