¿Qué es un plan de medios? ¿Para qué nos sirve?

El plan de medios es la planificación estratégica en el ámbito de la comunicación y el marketing que realizamos para desarrollar campañas o acciones que nos ayuden a llegar a nuestro público objetivo.

Para conseguir este objetivo será necesaria una planificación y definición de estrategias y acciones. Pero sobre todo será importante elegir los medios correctos para llevarlas a cabo.

Por lo tanto, un plan de medios será la herramienta que va ayudar a tu negocio a definir e identificar bien a tu público objetivo, canal, medios y plazos para implantar campañas de éxito.

¿Cómo elaborar un plan de medios?

Ahora que ya tenemos claro que es un plan de medios y para qué nos sirve, toca desarrollarlo. Para ello seguiremos una serie de pasos:

  1. Auditoría interna y externa

El primer paso de nuestro plan de medios será realizar un buen análisis interno, saber la situación de nuestra empresa y por supuesto, externo, también de nuestra competencia y del mercado. Mediante un DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) podremos efectuar este análisis de manera sencilla y efectiva, y conocer mejor así la situación de nuestra empresa.

  1. Objetivos del plan

¿Qué es lo que queremos conseguir con este plan de medios? Con el análisis anterior podremos identificar los objetivos que queremos lograr. Identificar los objetivos de nuestra empresa nos ayudará a fijar acciones, y por supuesto, tendrán que ser objetivos mensurables, para así poder medir la efectividad de nuestras acciones.

Pero ¿cómo deben de ser los objetivos de nuestro plan de medios? Para saber como deben de ser nuestros objetivos, nos guiaremos por los objetivos SMART. Así, nuestros objetivos deberán ser:

  • Specific (Específico): Nos dice exactamente lo que esperamos lograr. Cuanto más específico y claro sea, mejor.
  • Measurable (Medible): Si no lo podemos medir, no nos sirve. Por tanto, a la hora de identificar el objetivo tenemos que tener en cuenta que debemos evaluarlo, medirlo.
  • Achievable (Alcanzable): Deben de ser objetivos realistas y alcanzables, que con estrategia, esfuerzo, metodología y acciones podamos conseguirlos. Establecer objetivos demasiado ambiciosos no ayudará en el desarrollo del plan.
  • Relevant (Relevante): Si el objetivo que identificamos no está enfocado a nuestro negocio, no nos sirve. Tenemos que definir objetivos teniendo en cuenta lo que nuestro negocio o marca necesite. Deben de ser objetivos relevantes para nuestra marca.
  • Timely (Temporal): Estos objetivos están limitados en el tiempo, por lo que tendrán que tener una fecha para su consecución. Todas las características mencionadas (su especificidad y mensurabilidad, su alcance y relevancia) dependen del tiempo en que deben ser completadas.

Parte del éxito del plan de medios está en los objetivos que definamos. No acertar en la definición de estos objetivos puede ser clave para el fracaso del plan y de las acciones que pongamos en marcha.

  1. Análisis del público objetivo

Tenemos que tener claro a qué conjunto de personas vamos a dirigir nuestras acciones. Cuánto más específico sea, mejor. Para ello, deberemos tener en cuenta una serie de criterios para definir este target: edad, sexo, nivel de estudios, nivel socioeconómico (nivel de ingresos, clase social…), estado civil y estilo de vida y valores

Es fundamental saber a quién estamos dirigiendo nuestro producto o servicio, y para esto, una correcta segmentación del público será primordial.

  1. Definición de la estrategia del Plan de Medios

Es importante conocer en qué fase está nuestro negocio o marca (no es lo mismo tener que realizar una estrategia de lanzamiento que una de fidelización). Dependiendo de los objetivos que queremos conseguir, la estrategia de comunicación de nuestro negocio será diferente.

Podemos establecer 5 fases del momento de nuestro producto/servicio para luego poder establecer estrategias de comunicación:

1. Fase de lanzamiento: No nos conocen, por tanto, es importante elegir el momento adecuado para lanzar el producto, servicio o marca.

2. Estrategia de visibilidad o prestigio de marca: En esta fase nuestro esfuerzo está centrado en darnos a conocer y ser más visibles

3. Fase de confianza: Necesitamos generar una confianza con nuestros potenciales clientes. Después de conseguir que nuestra marca aparezca como una opción (fase 2, prestigio de marca), tenemos que conseguir que confíen en nuestra marca, generar un vínculo emocional que influya en el proceso de venta.

4. Fase de posicionamiento: Después de las fases anteriores, debemos posicionarnos también como referentes en nuestro mercado con acciones a lo largo del tiempo. Debemos conseguir un posicionamiento de marca a largo plazo. Con este posicionamiento conseguiremos alcance y repercusión.

5. Fase de expansión: Nuestro negocio no se puede estancar, y aunque funcione, debemos pensar en nuevas estrategias: mejoras, nuevos productos, propuestas, preguntar a nuestra comunidad para ir mejorando, ampliando y conseguir así llegar a más clientes, etc. Esta fase también será importante en la definición de nuestro plan.

  1. Presupuesto del plan de medios

En nuestro plan de medios el presupuesto será fundamental. Este punto determinará muchas de las acciones a poner en marcha. Antes de definir las estrategias de comunicación para conseguir los objetivos marcados, debemos de saber con qué presupuesto contamos.

  1. Estrategia de medios de comunicación

Una vez que tengamos fijado el presupuesto del plan de medios, y teniendo en cuenta todos los aspectos anteriores, es hora de fijar una estrategia de medios. Para ello, distinguimos entre dos estrategias diferentes:

Estrategia de medios de comunicación tradicionales

Dependiendo de nuestros objetivos, presupuesto y fase en la que se encuentre nuestra marca, una opción pueden ser los medios de comunicación tradicionales: prensa; radio; televisión; revistas especializadas; ferias y medios urbanos /mobiliario urbano: marquesinas, vallas, pantallas y publicidad en transportes (autobús, taxis, etc.).

Para ello, podemos utilizar diferentes formatos para conseguir esas apariciones en medios de comunicación tradicionales, como notas de prensa, ruedas de prensa, publicidad en medios y eventos/cine/teatro/street marketing

Pero estos medios tradicionales cuentan con un principal inconveniente que es que su medición es más complicada, además de suponer un coste mayor.

Estrategias de medios digitales

Otra apuesta será los medios digitales, que ayudarán a nuestra marca a conseguir una visibilidad, presencia y posicionamiento en Internet. Entre estos medios destacamos portales o webs de referencia, medios de comunicación digitales, radios digitales, redes sociales y comunidades de marca

Para conseguir esta presencia digital podemos optar por diferentes estrategias y tipos de publicidad, como estrategia de posicionamiento SEO, estrategia de marketing de contenidos, estrategia guest-blogging, estrategia de artículos patrocinados, estrategia social media, estrategia de email marketing o estrategia marketing de influencers.

  1. Timing

Nuestro plan de medios debe contar con una calendarización que nos ayude a temporalizar todas las acciones de comunicación. Esta herramienta deberá recoger las acciones, plazos y responsables.

  1. Medición

Por último, nuestro plan de medios deberá de contar con KPIs que ayudarán a medir la efectividad de todas las acciones puestas en marcha, ya que si no medimos, no podemos mejorar. Por tanto, tendremos que establecer indicadores para cada acción. Tendremos que realizar mediciones periódicas y establecer ajustes en caso de que no hayamos conseguido los resultados esperados.

Y hasta aquí nuestra entrada sobre como realizar un correcto Plan de Medios. Si estás interesado en contratar un servicio de desarrollo de plan de medios, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros! https://www.sociment.com/plan-de-medios/